Últimas noticias

CINE OASIS, mirada a su historia

Publicado el 02/11/2013 - 05:55 pm
La Calle 1ra de Santa Fe cuenta con algunas de las instituciones que le ayudaron a formar su cultura identitaria. En la punta nos recibe el Liceo de los abuelos y caminando a través de ella, con el mar de testigo, podemos encontrar el Museo Casa Natal “Juan Manuel Márquez”, la Casa de Cultura ...

Primeras impresiones de una visitante en Santa fe

Publicado el 03/10/2013 - 03:12 pm
Confieso que era la primera vez que llegaba hasta Santa Fe. Conocía, sí, de su lejanía respecto a “la ciudad” y de su cercanía al mar. Recuerdo haber escuchado de alguna obra de teatro que lo mencionaba. Sí, definitivamente uno de los más recientes videos musicales de un popular cantautor ...

Santa Fe: cultura para todos

Publicado el 01/10/2013 - 01:29 pm
La Habana, capital de Cuba, es el territorio que concentra el más amplio abanico de realidades sociales y procesos culturales en Cuba. Con sus más de dos millones de habitantes la ciudad expresa de las más diversas formas, una pluralidad de expresiones artísticas que es reflejo de una cultura he ...

Primeras impresiones de una visitante en Santa fe

Publicado el 03/10/2013 - 03:12 pm
Confieso que era la primera vez que llegaba hasta Santa Fe. Conocía, sí, de su lejanía respecto a “la ciudad” y de su cercanía al mar. Recuerdo haber escuchado de alguna obra de teatro que lo mencionaba. Sí, definitivamente uno de los más recientes videos musicales de un popular cantautor cubano había sido rodado allí. Con esta escasa información me acerqué por primera vez a sus calles… Por el camino me comentaban que había sido un pueblo hermoso, con el espíritu de aquellos ricos que iban a veranear en sus costas, premiado por el sol y bañado por las olas del mar. Me hablaban de un casino y de villas creadas para el disfrute y el descanso. De hombres alzando velas y de mujeres saludando desde el muelle. Tengo que confesar que la realidad me salió al paso para desdibujarme las imágenes pintadas y mostrarse, sin dudas, muy diferente. Queda poco de aquel paraíso enclavado en los límites de la ciudad, recuerdo que pensé. La primera parada fue en la Casa de Cultura. Un lugar muy maltratado por los años, por el mal tiempo y los olvidos, pero que se impone en el camino y obliga a todos a entrar. A pesar del deterioro, o tal vez gracias a él, guarda en sus paredes la nostalgia de tiempos pasados combinada con la impronta de la juventud. Su aparente soledad y desamparo solo dura hasta el instante de traspasar el umbral. Allí se puede encontrar a la instructora de baile montando uno de sus números, adolescentes aprendiendo la técnica del capoeira, interpretando música flamenca o montando la más reciente exposición personal que ambientará la galería durante el presente mes. Allí conviven los coros infantiles con el diseño de farolas para El Carnavalito, la selección de la música para el próximo taller de bailes tradicionales con la confección del vestuario para el solsticio de verano y jóvenes de todas las edades que se llegan para saludar y ayudar en lo que se pueda. Mi segunda parada es muy cerca de la Casa, el cine Oasis descansa a pocos metros. Otro lugar, al parecer, también olvidado por el tiempo. “Está cerrado”, comenta un transeúnte al ver mis intenciones de tocar. ¿Y cuándo abre? “A veces, pero ya hoy no” y se aleja moviendo la cabeza de un lado a otro, como preguntándose de qué planeta he caído. Para otra vez será que conozca sus lunetas y la historia que guarda su proyector empolvado. Otra vez me vuelven a advertir: “Ahí no hay nadie” Pero quisiera hablar con alguien, ¿usted puede ayudarme? “Puedes hablar con cualquiera que pase por aquí, este cine es de todos los que vivimos aquí; pero tú no eres de esta zona ¿eh? Si quieres me acompañas un rato y te voy contando lo que sé” Así inició una conversación en la que descubrí que Santa Fe no es un pueblito como piensan los de La Habana. Santa Fe es un lugar privilegiado, pues cuenta con proyectos comunitarios de renombre, porque la Casa de Cultura es la morada permanente de instructores de arte, porque tiene una historia viva, guardada en los recuerdos de la primera maestra del pueblo, los pescadores y los promotores naturales que llevan toda la vida enseñando su arte. Sí, Santa Fe tiene un Liceo de los abuelos en el que no solo se graban videos musicales, sino que también presta servicios culturales a la comunidad, un restaurante que todos los meses se viste de fiesta y se une al Casineando y cuenta con niños que Musicreciendo cantan y actúan y bailan. Santa Fe tiene un Dujo que la protege y le da la bienvenida a sus visitantes y cuenta además con un hombre que pinta a sus perros. “Sí, Santa Fe es todo esto que te cuento y mucho más” decía mi guía durante nuestro recorrido. Entonces entendí la primera lección que me brindaba Santa Fe: no bastan descripciones, ni obras de teatro o canciones para entenderla. Solo conocería sus secretos recorriendo sus calles y conociendo a sus pobladores “No puedo seguir conversando porque estoy apurado, esta es mi casa. Si quieres ven un día y te llevo a conocer a los abuelos del Liceo, a la primera directora de la Casa de Cultura y hasta a ese hombre que pinta a sus perros. ¿Volverás? Te estaré esperando…”