Últimas noticias

CINE OASIS, mirada a su historia

Publicado el 02/11/2013 - 05:55 pm
La Calle 1ra de Santa Fe cuenta con algunas de las instituciones que le ayudaron a formar su cultura identitaria. En la punta nos recibe el Liceo de los abuelos y caminando a través de ella, con el mar de testigo, podemos encontrar el Museo Casa Natal “Juan Manuel Márquez”, la Casa de Cultura ...

Primeras impresiones de una visitante en Santa fe

Publicado el 03/10/2013 - 03:12 pm
Confieso que era la primera vez que llegaba hasta Santa Fe. Conocía, sí, de su lejanía respecto a “la ciudad” y de su cercanía al mar. Recuerdo haber escuchado de alguna obra de teatro que lo mencionaba. Sí, definitivamente uno de los más recientes videos musicales de un popular cantautor ...

Santa Fe: cultura para todos

Publicado el 01/10/2013 - 01:29 pm
La Habana, capital de Cuba, es el territorio que concentra el más amplio abanico de realidades sociales y procesos culturales en Cuba. Con sus más de dos millones de habitantes la ciudad expresa de las más diversas formas, una pluralidad de expresiones artísticas que es reflejo de una cultura he ...

Casa de Cultura de Santa Fe

apuntes para una historia posible

 

Dicen que todos los caminos conducen a Roma, sin embargo, en Santa Fe, todos los caminos conducen a Margarita. Ella es una mujer para la cual no existen descripciones posibles. Ella es canción, es poesía, es amor…es todo eso y mucho más.

Fue ella la primera coordinadora de la Casa de Cultura. Pero habría que ir más lejos…Margarita fue de las primeras en alzar su voz por la necesidad de tener una institución que apoyara el trabajo cultural y sobre todo, que proporcionara cultura, recreación y reflexión al pueblo de Santa Fe. Fueron muchas las dificultades, muchas las dudas, pero ella es perseverante…

Así, con esfuerzo y constancia logró que el Conjunto Folklórico Nacional ofreciera una función en la Calle 1ra de Santa Fe. Por primera vez se daba allí un espectáculo cultural de envergadura y a partir de ese momento todo fue más fácil. Las personas de aquí eran muy humildes, muchas, nunca habían usado zapatos…cuando sintieron la música, el baile, los colores, se quedaron fascinados - dice Margarita, y agrega - la cultura es la llave para abrir todos los corazones, y no se equivocó. Con la fundación de la Casa de Cultura, en 1960, Santa Fe comenzó a resurgir.  

Primero fueron los cine-debates, una vez a la semana en el Cine Oasis para el pueblo, el resto de los días se hacían recorridos por otras instituciones de tipo militar, cultural, social; lo importante era llegar a la mayor cantidad de personas posible. El cine no solo tenía un fin cultural y recreativo, sino también didáctico y a tono con los cambios que se vivían en Cuba. Después apareció el teatro y una vez al mes el grupo de Teatro Covarrubias deleitaba al público, más adelante comenzaron los conciertos de música y con ellos la visita de Rodrigo Prats y Leo Brower.

Santa Fe se fue apasionando con las artes. En un primer momento como espectadores, pero con el paso del tiempo y la presencia de instructores de arte se fue consolidando un movimiento de artistas aficionados que hoy todavía da de qué hablar. Llegó el momento en que casi todas las noches había funciones en los espacios de la Casa, o en otros espacios cercanos, con talento de la comunidad.

Con la música llegó la necesidad de aprender a tocar los instrumentos y el primero que visitó la Casa fue un piano de cola. Otra historia fascinante de Margarita…Un día se enteró que una señora que vivía en las afueras del pueblo quería deshacerse de un maravilloso piano de cola, y no pudo dejar pasar esa oportunidad. Sin perder tiempo fue a ver a la dueña y cuando se fue, salió arrastrando el piano. Al verla por la calle 1ra con aquel piano, otros se fueron sumando a la comitiva, y así cargado por muchas personas hizo su entrada triunfal el piano de cola en la Casa de Cultura. Después de él llegaron las guitarras, una tumbadora, un acordeón y un quinto, en la mayoría de los casos gestionados por ella.

Pero Margarita no descansa, no se detiene, no se deja abatir…Y así surgió la idea de dedicar un espacio en la Casa de Cultura para la literatura. Surge entonces la necesidad de construir un lugar donde preservar los libros, un librero dentro de la Casa. Los bloques destinados a las paredes fueron trasladados en el camión de la basura y gracias a la ayuda de los vecinos fueron construyendo aquella pequeña biblioteca dentro de la Casa, espacio dedicado actualmente a la galería.

Son tantas sus historias, tantas sus hazañas que no alcanzarían las horas para contarlas. El tiempo va pasando y solo el ladrido insistente de su perro la hace abandonar sus recuerdos para explicarme que ha llegado la hora de hacer algo más. Es que Margarita, por suerte para todos, no se cansa de “hacer” cultura…